TCA III: Vigorexia

La vigorexia en un principio se le denominó como anorexia inversa o anorexia masculina. En términos generales se trata de una obsesión por aumentar la masa muscular por diversas razones, entre ellas:

  • Se ven demasiado delgados, con poco músculo.
  • Se muestran preocupados por ofrecer un aspecto débil.
  • Presentan sobrealimentación, siguiendo una dieta muy estricta.
  • Se pesan varias veces al día, se miran al espejo de forma compulsiva e invierten todas las horas que pueden en acudir a un gimnasio para conseguir aumentar la masa muscular, dejando de lado su vida social.
  • Podrían ser proclives a usar productos para aumentar su masa muscular. (Los más utilizados son los anabolizantes, derivados sintéticos de la testosterona. Que pueden provocar serios efectos adversos: impotencia, crecimiento de las glándulas mamarias, acné, caida del cabello, depresión, euforia, irritabilidad, problemas de corazón y cambios metabólicos que repercuten en el hígado)

En un principio se denómino como anorexia masculina o inversa ya que comparten varias características:

  • Preocupación por la figura corporal
  • Autoimagen distorsionadavigorexia
  • Baja autoestima
  • Tendencia a la automedicación
  • Edad de aparición
  • Modificaciones en la dieta

Sin embargo, las principales diferencias son:

  • Mientras en la anorexia se refleja una imagen obesa, en la vigorexia se ven como una persona débil, que es principalmente lo que desean cambiar.
  • Mayormente la anorexia aparece en mujeres mientras que la vigorexia se desarrolla en hombres más frecuentemente.
  • El tipo de medicación que utilizan, en las personas anoréxicas son laxantes y diuréticos y en la vigorexia se abusan de los anabolizantes.
Al igual que el resto de los TCA es muy importante la pronta detección de dicha
enfermedad, colaboración por parte de la persona enferma y ayuda del entorno.

Desde ComeSano ComeBien os podemos aportar dicha ayuda u orientación en el terreno nutricional.

Post relacionados:

TCA I: Anorexia

 

TCA (trastornos en la conducta alimentaria) son un conjunto de enfermedades causadas por ansiedad y preocupación excesiva por el aspecto físico, peso corporal y la alimentación, alterando los hábitos alimenticios habituales.

Los TCA actualmente se clasifican en 7 enfermedades (anorexia, bulimia, vigorexia, ortorexia, trastorno por atracón, desnutrición y alcohorexia) que pueden manifestarse conjuntamente o individualmente. Cuanto mas interrelacionadas estén mas dificil será tanto su diagnóstico como su tratamiento.

En el post de hoy vamos a hablar de la anorexia ya que es uno de los TCA más conocidos y extendidos.

*Anorexia (nerviosa): Es un trastorno alimentario caracterizado por la obsesión hacia el peso corporal y los alimentos, así como una pérdida muy elevada de peso (un 25% aproximadamente). Se presenta una alteración de la imagen corporal, sobreestimando el tamaño de cualquier parte de su cuerpo. Induce a: miedo a comer delante de cualquier persona, realizar dietas bajas en hidratos de carbono y grasas, abuso de laxantes y purgantes. anorexia bulimia

Paulatinamente va eliminando de la dieta los hidratos de carbono, las grasas, proteinas e incluso los líquidos, llegando en algunos casos a deshidratación extrema. A éstas medidas drásticas se le pueden sumar otras conductas asociadas como la utilización de diuréticos, laxantes, vómitos o exceso de ejercicio físico.

Asociado a éste comportamiento también pueden existir alteraciones psicológicas graves que provocan cambios de comportamiento, de la conducta emocional y una estigmatización del cuerpo.

Anorexia quiere decir falta de apetito pero en el caso de la anorexia nerviosa, la persona, lejos de carecer de apetito, se comporta como un organismo hambriento. No come, pero tampoco deja de pensar en cuáles son los alimentos idóneos que debe ingerir para no aumentar de peso. Es ahí donde radica la psicopatología, el deseo irrefrenable de seguir perdiendo peso. Los anoréxicos sufren de crisis de hambre, siendo ésta a menudo, de extrema intensidad.

*Características de la persona anoréxica:

  • Baja autoestima
  • Sentimiento de desesperación
  • Miedo a engordar
  • Raramente infringen las reglas o desobedecen
  • Suelen ser perfeccionistas, buenos alumnos y destacados atletas
  • Prototipo idóneo: chica de 14 a 19 años, familia de nivel socioeconómico medio-alto y con un rendimiento escolar bueno e incluso excelente

Hay, principalmente dos tipos de anorexia: el tipo restrictivo, que consiste en disminuir la ingesta de alimentos o realizando ejercicio intenso pero sin recurrir a atracones o purgas. Y el tipo compulsivo/purgativo, donde se engloban a aquellos individuos que recurren regularmente a los atracones o purgas.

Síntomas más comunes de la anorexia:

  • Bajo peso corporal (inferior al 25% del peso normal para su altura y edad)
  • Miedo intenso a volverse obeso
  • Opinión distorsionada del peso y tamaño de su propio cuerpo
  • Se niega a mantener un peso corporal mínimo normal
  • En mujeres, ausencia de tres ciclos menstruales sin otra causa
  • Exceso de actividad física
  • Rechazar la sensación de hambre
  • Preparación por la preparación de los alimentos
  • Síntomas físicos: piel seca, deshidratación, dolor abdominal, estreñimiento, letargo, irritabilidad, fatiga, intolerancia al frío, demacración, piel amarillenta, lanugo (presencia de vello en extremidades y mejillas), desequilibrio electrolítico, amenia…

Para la pronta identificación de ésta enfermedad es muy importante la  colaboración de padres, parientes, conyúges, maestros, entrenadores… para poder ser capaces de identificar al individuo que tiene anorexia aunque inicialmente la mantienen muy privada y escondida. Las observaciones clínicas de su comportamiento y un examen psicológico contribuye a realizar el diagnóstico.

Una cosa muy importante a tener en cuenta, como en la mayoría de las enfermedades un tratamiento temprano puede prevenir a menudo problemas futuros. La anorexia y la desnutrición resultante pueden afectar de forma adversa a casi todos los órganos del cuerpo aumentando la importancia del diagnóstico y tratamiento temprano.

El tratamiento será siempre personalizado ya que lo determina la edad del paciente, historia médica, gravedad, tolerancia a medicamentos o terapias, expectativas e incluso sus preferencias.

Será una combinación de terapia individual, terapia familiar, modificación del comportamiento y rehabilitación nutricional con un equipo multidisciplinar y una colaboración mutua.

Como todos los TCA es muy importante el apoyo del entorno para que el paciente pueda tener un diagnóstico, tratamiento y recuperación lo más eficaz posible.

Post relacionados: