Tomates rellenos de jamón y setas

Como ya dijimos en el post anterior, hay que sacarle partido al tomate, así que aquí os dejamos una nueva receta para hacerlos de una manera diferente:

TOMATES RELLENOS DE JAMÓN Y SETAS:

Ingredientes (Para 4 personas):

  • 4 tomates maduros
  • Jamón serrano en taquitos
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 puerro
  • 1 pimiento
  • 200 gramos de setas o de champiñones
  • Mozarella
  • Albahaca
  • 1 vaso de caldo vegetal
  • Aceite de oliva y sal

Elaboración:

  • Trocea todas las verduras y ponlas en una sartén al fuego con un poco de aceite.
  • Cuando el aceite esté caliente, añade los tacos de jamón y las setas.
  • Mientras todo se sofríe, lava los tomates y vacíalos con ayuda de una cuchara.
  • Agrega a la sartén el relleno del tomate para darle sabor al guiso. Reserva la cubierta del tomate para luego rellenarlo.
  • Añade el vaso de caldo y deja que la mezcla cuezca unos diez minutos.
  • Cuando el sofrito esté listo, rellena los tomates con la mezcla directamente de la sartén.
  • Con la mezcla aún caliente, coloca encima de cada tomate un poquito de mozzarella y la albahaca picada.
  • Se puede servir calientes o templados.
¡Que aproveche!

Salsas bajas en calorias

Ahora en verano consumimos muchas ensaladas, ya sean de pasta, de arroz, de legumbres o simplemente vegetales. Normalmente solemos aliñarlas con aceite y vinagre o con salsas comerciales que aumentan muchisimo las calorías que consumimos.

Por lo que hoy os proponemos unas salsas caseras, ricas y poco calóricas para poder combinar con nuestras ensaladas.

-Salsa vinagreta de tomate: Batir con una batidora, hasta obtener una crema mezclando 100 gramos de tomate triturado, dos cucharadas soperas de aceite de oliva virgen y una de vinagre de manzana, sal y pimienta.

-Salsa vinagreta a la mostaza I: La unidad de medida será una cuchara de postre, se mezclarán: 2 medidas de aceite de girasol, 1 medida de vinagre de vino, media medida de ajo picado, media medida de orégano, 1 medida de azúcar, 1 medida de mostaza y un pizca de sal. Depende de lo espesa que esté la salsa y al gusto, se puede añadir un poco de agua.

-Salsa vinagreta: Batir una cucharada de vinagre con tres cucharadas de aceite de oliva virgen y un poco de sal, hasta obtener una emulsión. Esta salsa admite añadir cebolletas o tomates frescos y picados o pimientos verdes y rojos troceados. Se puede variar el tipo de vinagre que añadimos a la emulsión para hacer diferentes tipos de salsas ( de vino, de manzanas, con ajo, con finas hierbas, de frambuesa…)

-Salsa vinagreta a la mostaza II: Se mezclan dos cucharadas soperas de aceite de oliva, una de zumo de limón y otra de vinagre, sal, pimienta y una pizca de mostaza (a gustos).

-Salsa de limón: Se obtiene al mezclar dos cucharadas de aceite de oliva virgen y una cucharada de zumo de limón con un poco de sal, hasta que emulsione.

-Salsa de yogur: Se elabora una salsa homogénea mezclando un yogur natural con el zumo de medio limón, dos cucharadas de aceite de oliva, unas ramitas de perejil picado, sal y pimienta. Para reducir más las calorías de esta salsa se pueden emplear yogures desnatados.

-Salsa de yogur al curry: Una pizca de curry mezclado con un yogur de limón es la base para elaborar esta salsa. Si se le añade una pizca de sal y una cucharadita de aceite de oliva virgen extra el resultado es todavía mejor.

-Salsa de yogur a la mostaza: Dos cucharadas de mostaza mezcladas con un yogur natural, una pizca de sal y una cucharada de aceite de oliva, una vez los ingredientes formen una salsa con una textura uniforme, se pueden añadir unas hojitas de perejil troceado para dar mayor colorido.

-Salsa de yogur y queso: Para elaborar esta salsa se debe batir un yogur natural desnatado, 125 gramos de queso blanco desnatado, una pizca de mostaza, medio vaso de vinagre, sal y pimienta.

-Salsa tártara de yogur: Para elaborarla, se trocea finamente una cucharada de aceitunas, otra de pepinillos y otra de cebolletas. Por otro lado, se baten un yogur natural, una yema de huevo cocida, una pizca de sal, una cucharada de aceite de oliva y una cucharada de vinagre de sidra. Cuando se consigue una salsa homogénea se añaden los encurtidos y se mezcla el conjunto hasta obtener la salsa deseada.

-Salsa de ajo: Se deben machacar varios dientes de ajo en un mortero y mezclarlos con dos cucharadas de aceite de oliva virgen, una cucharada de vinagre y una pizca de sal. Si se emplea una batidora, la salsa quedará más homogénea. Para acabar, se añaden unas ramitas de perejil picado para adornar.

-Salsa rosa: Se mezclan una cucharada de mayonesa ligera, dos cucharadas de tomate triturado y unas gotas de zumo de naranja.

FUENTE: EROSKI CONSUMER