Clave del éxito de una dieta: LA MOTIVACIÓN

Si vas a empezar una dieta de adelgazamiento lo primero que debes tener en cuenta es la motivación. Piensa por qué lo haces, los beneficios que la dieta te va a conllevar, qué tendrás que dejar… todas éstas preguntas te servirán para valorar si realmente estás preparado para enfrentarte a este cambio de hábitos alimentarios.

Es importante comprender que éstos hábitos tendrás que mantenerlos de por vida y no sólo por unos días o unas semanas porque se acerca el verano o un acontecimiento importante. Si unos malos hábitos te han llevado a coger esos kilos de más… ¿Por qué volver a ellos? Por eso es básico no sólo hacer dieta unos días sino aprender a comer.

El mejor momento para iniciar una dieta será cuando seamos conscientes de que tenemos un sobrepeso y que si seguimos así las posibilidades de padecer enfermedades relacionadas con la obesidad podrían aumentar. La dieta será mas efectiva si tomas la iniciativa, a nadie le gusta que le digan lo que hacer con su cuerpo; así que lo primero es convencerte a ti mismo.

Debes pensar de forma positiva, en lo bien que te sentirás al perder peso, más ágil, lo bien que te verás al mirarte al espejo y cómo te quedará tu ropa preferida; tener presente que es un cambio saludable, positivo y muy beneficioso.

No es sencillo, pero debes tener claro tu objetivo, presente en todo momento y ponerte en manos de un profesional de la nutrición. Fíjate metas realistas a corto plazo para ir animándote poco a poco y nunca te des por vencido, sino sólo perderás tiempo y esfuerzo.

¡Ánimo!