Tomates rellenos de jamón y setas

Como ya dijimos en el post anterior, hay que sacarle partido al tomate, así que aquí os dejamos una nueva receta para hacerlos de una manera diferente:

TOMATES RELLENOS DE JAMÓN Y SETAS:

Ingredientes (Para 4 personas):

  • 4 tomates maduros
  • Jamón serrano en taquitos
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 puerro
  • 1 pimiento
  • 200 gramos de setas o de champiñones
  • Mozarella
  • Albahaca
  • 1 vaso de caldo vegetal
  • Aceite de oliva y sal

Elaboración:

  • Trocea todas las verduras y ponlas en una sartén al fuego con un poco de aceite.
  • Cuando el aceite esté caliente, añade los tacos de jamón y las setas.
  • Mientras todo se sofríe, lava los tomates y vacíalos con ayuda de una cuchara.
  • Agrega a la sartén el relleno del tomate para darle sabor al guiso. Reserva la cubierta del tomate para luego rellenarlo.
  • Añade el vaso de caldo y deja que la mezcla cuezca unos diez minutos.
  • Cuando el sofrito esté listo, rellena los tomates con la mezcla directamente de la sartén.
  • Con la mezcla aún caliente, coloca encima de cada tomate un poquito de mozzarella y la albahaca picada.
  • Se puede servir calientes o templados.
¡Que aproveche!

¿Sabías qué? II

¿Sabías qué se creía que el tomate era venenoso? En la antigüedad, el tomate se aplicaba con fines medicinales, por sus propiedades y virtudes, pero su consumo estaba desaconsejado porque se creía que producía toxicidad y que era un producto venenoso por pertenecer a la familia de las solanáceas, donde se incluyen las especies tóxicas como la belladona o la mandrágora.

Aunque hoy en día podemos disponer de tomates en cualquier época del año, ésta hortaliza es esencialmente de verano cuando su valor nutritivo es mayor.

Podemos encontrar tomates de muchas clases y, dependiendo del tipo y de su procedencia, cambiará su contenido y composición. Las variedades más utilizadas son: en rama, de pera, cherry, verde, montserrat, raf, dan-ronc y daniela.

El tomate es rico en agua y potasio, un mineral básico para que el organismo no retenga líquidos y para controlar el nivel de tensión arterial. También destaca el bajo contenido de hidratos de carbono dónde predominan los polisacáricos y es muy rico en fibra por lo que se considera, como muchas frutas y verduras, con un alto poder saciante.  Entre los minerales más abundantes están el potasio, calcio, fósforo, magnesio, hierro y las vitaminas predominantes, destaca la A (antioxidante imprescindible para el organismo) la C, B1, B3 y la E (potente antioxidante al igual que la vitamina A).

Otro compuesto antioxidante del que es rico el tomate es el licopeno, responsable de su color y de alta biodisponibilidad.

Así que, viendo todas las propiedades que tiene, y que no es en ningún caso venenoso, tómalo crudo, cocido, frito, en zumo, en confitura, en sopa, en gazpacho… ¡Sácale partido!